Archive for the ‘Yûgen’ Category

Mariposa

Ciertamente, entonces sonreíste,
como quien emprende un viaje por algún lugar,
alejada ya de mí, y sin embargo más cerca,
como para grabar tu imagen en mis ojos.

No te olvido, tú, de púrpura,
alta, erguida,
tembloroso tu cuerpo todo bajo los suaves rayos
como una mariposa suspirando.

Sólo alrededor del sitio donde estabas
los árboles en flor se aquietaron, se hicieron transparentes,
y alejaron la ciudad del polvo y las multitudes.

Ciertamente, entonces sonreíste.
Desde ese instante permanezco inmóvil y maravillado,
tratando de recordarte con aquella sonrisa.

Autor: Ichiro Ando.

Sonriendo…

Anuncios

Para los noctámbulos…

Al alborear, aunque sé que
volverá a obscurecer,
¡cómo detesto el día que nace!

Autor: Fujiwara no Michinobu. Michinobu nació en el año 973. Llegó a ser teniente general y un poeta prometedor, pero murió con tan sólo veintidós años. Mi imaginación me lleva a deambular por los rincones de su corazón… ¿por qué amaría tanto la noche?… nunca llegó a ver una luna del año mil… ¿se vería con su amante en la oscuridad?…

Akenureba
kururu mono to wa
shiri nagara
nao urameshiki
asaborake kana

Pensamientos

El sueño vuelve siempre a la solitaria aldea de la montaña.
En los cardales se levanta el viento, y al mediodía
se calma el ininterrumpido canto de la cigarra
en el camino que atraviesa el bosque.
El sol brilla en el cielo azul, el volcán duerme.
… Y yo,
aunque se que nadie me escucha, sigo hablando
de las islas, montes, olas, rayos del sol y de luna que he visto.

El sueño no va más allá de ese punto.
¡Si tan solo pudiera olvidarlo todo, completamente!
Cuando pueda olvidar hasta el acto de olvidar
mi sueño se helará en recuerdos de invierno,
y abrirá una puerta en la soledad
para viajar por una ruta iluminada con fragmentos de estrellas.

Autor: Michizo Tachira (1914-1939). Este es uno de mis poemas favoritos. Es el poema de presentación de Sonámbula… mi historia de vida, y una declaración de intenciones.

mandorla

En la almendra -¿qué hay en la almendra?
La Nada.
La Nada está en la almendra.
Allí está, está.

En la Nada -¿quién está? El Rey.
Allí está el Rey, el Rey.
Allí está, está.

Bucle de judío, no llegarás al gris.

Y tu ojo -¿dónde está tu ojo?
Tu ojo está frente a la almendra.
Tu ojo frente a la Nada está.
Apoya al rey.
Así está allí, está.

Bucle de hombre, no llegarás al gris.
Vacía almendra, azul real.

Autor: Paul Celan (Versión de José Ángel Valente)
¿Qué hay en la almendra?