Archive for the ‘Mono no aware’ Category

Encuentro casual

En 1910 apareció el cometa Halley,
(y yo nací al año siguiente);
como su órbita es de setenta y seis años y siete días
debe retornar en 1986…

Eso leí, y mi corazón se deprimió.
Es improbable que alguna vez vea la estrella…
y quizás eso mismo suceda con los encuentros humanos.

Es tan frecuente hallar un espíritu comprensivo,
y tan raramente conquistamos un amor apacible…
Sé que mi verdadero amigo aparecerá después de mi muerte,
y que mi amada murió antes de que yo naciera.

Autor: Katsumi Tanaka. Es triste este poema de Tanaka, pero al mismo tiempo resulta cálido y enternecedor. Me dan ganas de ser su amiga… ¡Lo soy! Y él tenía razón. Un fuerte abrazo para el melancólico Katsumi que quizá me esté mirando desde la cola del cometa Halley.

Anuncios

… y lágrima

tsuyu to ochi
tsuyu to kienuru
namida ka na
nani-wa no toto mo
yume no mata yume

Nací cual rocío
y como rocío me desvanezco.
Lágrima he sido,
todo fue en vida
el sueño de un sueño.

Autor: Toyotomi Hideyoshi. Siguiendo el mismo camino del efímero rocío que nos regaló Botón, dejo aquí esta lágrima: uno de mis poemas favoritos. Lo escribió Toyotomi Hideyoshi, conocido también como Taikô o “Saru” (mono, por su cara poco agraciada). Taiko era un shogun carismático y mujeriego. Este poema lo escribió poco antes de su muerte como descripción de su paso por este mundo.

las cosas del mundo

¿Con qué comparar
las cosas del mundo?
Con un barquito
que sale y no deja
rastro de su rumbo.

Autor: Manzei
Contemplando la caída de los pétalos del cerezo es como en la poesía clásica japonesa se recuerda a la muerte (bastante más delicado que cuando Hamlet la hablaba a una calavera).