Archive for 31 diciembre 2007

Bienvenido 2008

gifnavidazen1.gif
Anuncios

… y lágrima

tsuyu to ochi
tsuyu to kienuru
namida ka na
nani-wa no toto mo
yume no mata yume

Nací cual rocío
y como rocío me desvanezco.
Lágrima he sido,
todo fue en vida
el sueño de un sueño.

Autor: Toyotomi Hideyoshi. Siguiendo el mismo camino del efímero rocío que nos regaló Botón, dejo aquí esta lágrima: uno de mis poemas favoritos. Lo escribió Toyotomi Hideyoshi, conocido también como Taikô o “Saru” (mono, por su cara poco agraciada). Taiko era un shogun carismático y mujeriego. Este poema lo escribió poco antes de su muerte como descripción de su paso por este mundo.

rocío…

El mundo es rocío,
el mundo lo es,
pero…

Autor: Issa (1763 – 1827)
Es uno de mis haikus favoritos. Me impresionó desde la primera vez que lo leí. ¿Era un haiku incompleto? ¿O era tal su “completud” que me desbordaba? ¿habla de lo efímero del mundo? ¿o habla de cómo olvidamos su condición de efímero?

las veo desde aquí

Hace tiempo que
las flores han volado.
Están frente a mi,
pero en mi corazón no
crecen desde tu marcha.

Autora: Sonámbula

Amor

Dios hace salir el sol sobre buenos y malos, y llover sobre justos e injustos.

Ver nuestra propia naturaleza es un mérito;
tratar todas las cosas como iguales es una virtud.

Autores: La primera frase es de Jesús de Nazaret; la segunda de Hui Neng. Supongo que este es el amor verdadero, el amor difícil, el amor valioso.

Feliz Navidad con mis deseos de que cada persona encuentre en su corazón el valor para amar de esta manera.

el farol

Primer amor.
Se arriman al farol,
cara con cara.

Autor: Taigi (1709-1771). El haiku también puede ser amoroso. Me puedo imaginar la ciudad de Edo en el siglo XVIII, la oscuridad intacta de la noche sólo maculada por la luz de un  farol… y ellos se unen.

Hexagrama 25 (WU WANG -la inocencia-)

¡Oh, tú, ángel sentado a la orilla
de una redonda fuente!
Miles de minúsculas gotas saltan hacia tus alas,
mientras el sol va tejiendo entre tus plumas
infinitos senderos de luz.

¿Por qué tú, ángel sin nombre,
estás sólo y desnudo en el jardín eterno?

Autora: Pilar González España en “El cielo y el poder” (Hiperión)

Por si sirve a sonámbula como orientación sobre dónde estarán los ángeles…

🙂