lo efímero

¿por qué pensé
que las gotas de rocío
eran efímeras?
Sólo porque yo
no yazco sobre la hierba.

Poema de Fujiwara no Koremoto, incluído en el “Kokinwakashû”, antología de 1111 poemas compilada por orden imperial en la capital Heian (Kioto) a comienzos del S. X

Nada se sabe de la biografía de no Koremoto y sólo este poema suyo está incluído en esta recopilación.

Tomada de una selección editada y traducida directamente del japonés por Torquil Duthie.

4 responses to this post.

  1. La belleza siempre es efímera.
    Besos.

    Responder

  2. O así es como nos parece🙂
    Tu comentario, Lucía, me sugiere una pregunta… ¿si la belleza fuera perenne, terminaría por causarnos hastío?

    Un abrazo!

    Responder

  3. Bueno, yo pienso que la belleza es perenne, sólo le parece efímera según quien sea el sujeto que la valora como tal. Onitsura dice que pensó que las gotas de rocío eran efímeras, pero lo hizo porque el mismo no era ni gota ni hierba. Me parece un poema de gran calado filosófico y tremendamente hermoso, con esa naturalidad que sólo oriente puede darle a la profundidad.
    Me gustó mucho🙂

    Responder

  4. Es perenne. Como concepto lo es y se manifiesta de “diez mil” maneras. Aunque es efímera en sus manifestaciones individuales y eso nos produce tristeza…
    En cuanto a Fujiwara, tienes razón. Así cayó en la cuenta. Ve efímera la vida de la gota… porque no es gota… 🙂

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: