“una rama de ciruelo”

el aroma de los lotos rojos
se desvanece

verde alfombra de otoño

me desabrocho el fino vestido de seda

sola
subo a la pequeña barca

¿quién me enviará entre las nubes
preciosos mensajes de amor?

quizá, volando de regreso,
las ocas salvajes
dibujen palabras en el cielo

la claridad de la luna envuelve
al Pabellón del Oeste

las flores se marchitan
pero las aguas fluyen como siempre

igual que nuestro amor

dos lugares distintos:
una misma tristeza
que quisiera detener pero no puedo

lágrimas que desde mis ojos caen
desde mi corazón ascienden

Es uno de los “poemas de la separación” de la poeta china Li Qingzhao.

Quizá las ocas salvajes…

2 responses to this post.

  1. Pobrecilla, la separación parece inevitable y ella no lo puede remediar, cuánta desesperación.
    Besos.

    Responder

  2. “lágrimas que desde mis ojos caen / desde mi corazón ascienden” Nunca había pensado en esta doble dirección de la tristeza. Busquemos el amor en el cielo, nadie dice que no esté ahí para aliviarnos ^_^

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: