Fin sin fin

¡Pobre barquichuela,
que boga y que boga
entre los juncos!
¡Cuántas veces pasa,
y nadie la nota!

Una vez un hombre estaba perdidamente enamorado. E iba una vez y otra a la calle donde vivía ella, pero tenía que volver siempre sin verla. Ni siquiera podía mandarle cartas. Finalmente exclamó lo que veis arriba. Ise Monogatari es la obra más famosa de la literatura clásica japonesa. Se difundió anónimamente hacia el año 650 de nuestra era, aunque su acción se remonta al siglo anterior. Su protagonista, Narijira Ariuara (825-880), soldado, poeta, amante y cortesano, fue también autor del diario íntimo, hoy perdido, en que recogió originalmente episodios autobiográficos, amorosos en su mayor parte, así como los poemas que le inspiraron. Este diario, reelaborado y completado por un autor anónimo un siglo después, forma el texto al que tradicionalmente se ha dado el nombre de Cantares de Ise del que forma parte este candoroso poema.

Los textos de Cantares de Ise que irán apareciendo en “cien poemas zen” han sido tomados una edición de Hiperión del año 1988, traducida por Antonio Cabezas. Espero que disfrutéis con ellos. Por cierto, Sonámbula tuvo una vez la maldad de enviarle a alguien este poema… pero esto fue hace mucho tiempo.

4 responses to this post.

  1. Este es para que Sonámbula se lo envíe al susodicho:

    “Mucho ha de aprender
    Quien está ciego a la luz del relámpago”.
    Bashô.

    Estoy enfrascada en “La luna en los pinos” .Selección de Jonathan Clements.

    Besos.

    Responder

  2. La barquichuela boga para si misma y no para ningún estúpido espectador. Es como una flor, ellas florecen siempre para si mismas

    Responder

  3. Lucía, acabo de ver en Internet la reseña de “La luna en los pinos” y debe estar genial. Por cierto, con tu permiso voy a poner las palabras de Bashô en un post ¿si? me encantaron… Un besito🙂

    Reikiaduo, es cierto lo que dices, yo a veces me siento flor y otras … “espectadora”😦
    Pero bueno, supongo que el ego es algo inevitable para los que la iluminación nos queda aún muy lejos. Un abrazo🙂

    Responder

  4. Pobre barquichuela…🙂
    Lucía, has estado “sembrada” con tu sugerencia para Sonámbula.
    ¡Que se entere el “susodicho”!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: