Archive for 30 septiembre 2007

Salta

Salta una trucha
mientras las nubes duermen
en el riachuelo.

Autor: Kamijima Onitsura. Contemporáneo de Bashô, la popularidad de éste privó a Onitsura del reconocimiento que mereció en vida. Sin embargo, la ternura, la sencillez y la capacidad plástica de sus poemas influirán, muy a las claras, en los dos poetas más importantes del siguiente siglo: Buson e Issa.

El poema y el comentario han sido extraídos de “Hana o la flor del cerezo” de Josep M. Rodríguez, libro editado por Pre-Textos este mismo año y cuya lectura os recomiendo.

Seducidas

Seducidas por la brisa cálida
se fueron las flores
sin saber su destino.
Triste, al perderlas
permanece mi corazón solo conmigo.

Autor: Saigyô.

Sólo a un poeta cómo Saigyô se le ocurriría pensar en que las flores podrían ser conscientes de tener destino propio, y unirse a su sentimiento de tristeza. Este precioso poema consigue reflejar una ausencia de dualidad, donde no hay separación entre mundo interno y externo.

Poema 101

Un inasible horizonte de poemas
salpica de letras el cielo
que iluminan mis sueños
escritos con tinta de estrellas.

 

Autoras: Lucía, Botón y Sonámbula.

Fin de fiesta y ánimo, sólo nos quedan 99.900 para celebrar los cien(mil) poemas zen!!! 😉

¡ojalá nunca se pusiera!

Un cielo despejado,
sin una nube,
por el que la luna
sigue su curso…
¡Ojalá nunca se pusiera!

Autor: Hitomaro (660-709) Fue uno de los poetas incluidos en el Manioshu.

Porque toda fiesta se termina. Y porque hoy soy un botón reflexionando sobre el paso del tiempo…

y … !!!!

giftankas.gif

No han pasado aún dos estaciones desde que Botón y Sonámbula nos subimos a una barca que nostras mismas construimos. Por el río, fuimos recogiendo poemas como si fueran peces. Casi cada día, al llegar a casa, los poníamos en la mesa y te invitábamos a pasar. Así disfrutamos juntos muchas veces ¿Cuántas? Pues déjame recordar… noventa y ocho… noventa y nueve… y …

¿QUIERES PASAR?

sobre el musgo

Sobre el musgo,
sin que se oiga,
la voz del ruiseñor que vino.

Autor: Taigi (1709 – 1771)

“Para Taigi, el haiku no es religión, como lo fue para Bashô, ni arte, como Busón creyó, ni la consolación de Issa por la ironía trágica de la vida. El haiku para Taigi es o debe ser la vida misma, sin más ni menos” (Rodriguez Izquierdo)

un tanka en el camino

En el camino,
veredas de tiempo e
hilos de memoria
traen a mis ojos la luz
que brillaba mañana.

Autora: Sonámbula, que se quedó pensando en el camino…