la hierba

No conozco el nombre
de cada hierba, pero
¡cómo pueden llegar a emocionarme!

Sugiyama Sampu (1648-1733). Comerciante acomodado de Edo (Tokio), protector de Bashô y discípulo suyo. Fue poeta de cierta distinción.

3 responses to this post.

  1. Pues eso digo yo! Qué mas da el nombre! Aunque esto es algo que profesores y examinadores no terminan de entender…😉 Debieran ser un poquitos más zen (jejejejeje)

    Responder

  2. jajajajaja siiiiiii un poquito más “wabi” 😉

    gracias, por tu aclaración en “la hierba – continuación”. Voy a reetiquetar esta entrada. Yo soy sólo una aficionada ignorante, querida sonámbula, así que espero tu orientación siempre ¿si?🙂

    Abrazo grandote

    Responder

  3. Bueno Botón, en esta ocasión discrepo contigo. Teniendo en cuenta que los nombres no importan y que lo esencial es el sentimiento que subyace, tu eres la maestra y yo la aficionada. Así que espero tu inspiración siempre ¿si?😀 ¡Otro abrazo enorme para ti!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: