Libélulas

Las libélulas

tranquilizan su locura.

Luna en cuarto creciente.

 Autor: Ransetsu (1653 – 1707)

Fue samurai en la provincia de Awaji, donde nació.

Después se hizo monje budista.

Original en japonés:

Tombô ya

kurui-shizumaru

mikka no tsuki.

6 responses to this post.

  1. Necesito libélulas. Todos necesitamos libélulas. Al menos nos queda la luna🙂

    Responder

  2. sonámbula, ¿habrá libélulas para todos?
    🙂

    Responder

  3. Muy hermoso todo.

    Yo tengo libélulas en mi blog Libelularias.

    Un aleteo.

    Libélula

    Responder

  4. Marta, entonces no hay duda de que tu blog es luminoso🙂

    Responder

  5. ¡Qué dulce que eres Sonámbula al decir que mi blog es luminoso!

    No sé si será luminoso, sólo son ejercicios literarios para canalizar ansiedades y hacer trabajar las neuronas… Espero no desepcionarte.

    Besos libelularios.

    Libélula

    Responder

  6. hola, estoy escribiendo un libro de poesìa sobre libelulas, me sorprendió encontrar gente que tiene pasiòn por ellas, un abrazo a todos. Mi nombre es Róger de Perú. Mi correo es roglaz_rly@hotmail.com.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: